Elegir un mueble de baño y no desesperar intentándolo

Si quieres dar un nuevo toque a tu cuarto de baño y no deseas meterte en reformas, ni desesperar en el intento, bastará con cambiar los muebles de baño para conseguir el efecto semejante.

La siguiente pregunta es, ¿qué mobiliario elijo? Es primordial que elijas siempre aquel que te guste y, por supuesto, se adapte a tus necesidades. Ahora bien, para seleccionar la opción más óptima para ti te dejamos aquí estas 10 sugerencias para elegir tus muebles de baño divididas en diversos aspectos:

Calidad. El mercado está repleto de opciones de diferentes calidades. Obviamente, a priori, la mejor calidad será una garantía de durabilidad, aunque ésta influirá directamente en el precio (la siguiente característica a tener en cuenta). Existen calidades de tipo medio con excelente acabado y una vida útil más que suficiente.

Precio. Tal como decíamos, el precio va a estar muy relacionado con la calidad, aunque no siempre. Estudia bien las propuestas, no te quedes con un único proveedor. En ocasiones te darás cuenta que la relación calidad-precio de algunos es mucho más aceptable que opciones más baratas.

Materiales. Existen diversidad de materiales, stratos, lacados y madera. Puedes decantarte por uno de ellos, aunque también tienes la opción de hacer combinaciones que te diferencien del resto.

Diseño. Hay muchísimas opciones: clásico, vintage, vanguardista, moderno, minimalista, industrial. ¿Qué va más con tu personalidad? También piensa en su utilidad y cómo son tus sanitarios.

Color. El color está directamente relacionado con el diseño que has elegido. Pon especial interés, también, en el tamaño del espacio disponible. Los muebles son una inversión por un largo tiempo. Los colores más clásicos suelen ir sobre seguro. También puedes hablar con un diseñador y buscar una opción novedosa. Además, ten en cuenta los accesorios para completar el proyecto.

Distribución. Los muebles de baño permiten diversas opciones de almacenamiento. Puedes usar puertas o cajones, más funcionales. Un módulo central y otros auxiliares, columnas o una modulación con varios de ellos. Estudia bien tus necesidades, el espacio y quiénes utilizarán el cuarto de baño.

Relación mueble-lavabo. Algo más a añadir, el tipo de mueble y su diseño va a estar directamente relacionado con el lavabo que tengas, o bien, con uno nuevo que quieras elegir. Ya sabes que tienes con pie, sin pie, encimeras, sobre encimera. El espacio disponible variará en función de esta relación.

Anchura. Mide de forma precisa el espacio disponible, especialmente si quieres elegir opciones no estandarizadas.

Profundidad. La profundidad es un valor a tener muy en cuenta, especialmente en función de la anchura y altura. Te sugerimos estudiar bien el diseño y revisarlo con tu proveedor para crear una configuración funcional. Habitualmente la profundidad estándar es 45 centímetros, hay otras opciones para baños más pequeños.

Altura. Esta variable necesita más cuidado en el caso de muebles de baño suspendidos, cuya comodidad y funcionalidad va a estar directamente relacionado con ello. En opciones modulares puedes optar por diferentes alturas.

En banisimo.com te damos todo tipo de posibilidades y combinaciones permitiéndote seleccionar diversidad de materiales tanto en muebles como en lavabos, amplia gama de colores, diferentes niveles de calidad con precios adaptados a tus necesidades y todo ello personalizando el diseño y configuración de tu baño, ajustado a la medida exacta que tú deseas.

Pin It on Pinterest

Share This
0

Tu carrito

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar